miércoles, 28 de enero de 2009

Milagros de belleza


Este invierno, está siendo especialmente “blanco” en El Espinar. Hacía años que no recordaba uno así.

Detrás de este paisaje que ahora veo por la ventana, en cada copo de nieve que se ha posado a nuestro alrededor, se esconde un milagro de belleza. Los copos de nieve son una maravilla de la naturaleza y contemplándolos, nos damos cuenta de que en la más pequeña cosa, se encuentra la belleza más absoluta.

Wilson A. Bentley (1865-1931), granjero autodidacta de Vermont que dedicó 40 inviernos de su vida al estudio de los minúsculos cristales que se aglomeran para formar los copos de nieve y que llegó a examinar y fotografiar más de 5000 gracias a su propio montaje de microscopio y cámara fotográfica de las de entonces, resume y expresa en esta frase, su fragilidad:

«Bajo el microscopio me doy cuenta de que los copos de nieve son milagros de la belleza; y es una vergüenza que esta belleza no sea vista y apreciada por los demás. Cada cristal es una obra maestra de diseño y no hay diseño que se haya repetido. Cuando un copo de nieve se derrite, el diseño se pierde para siempre. Tanta belleza extinta sin dejar rastro detrás.»

Ahora mismo estoy viendo nevar de nuevo ¿Cuál será la forma de los cristales que forman los copos que están cayendo? Si pinchas en el siguiente enlace, http://www.snowcrystals.com/ podrás ver varias galerías de fotos de lo más impresionantes de las diferentes formas que pueden adoptar estos cristales. Espero que te guste.

Silvia
Publicar un comentario