sábado, 28 de marzo de 2009

Triste escena

El otro día encontré por fin un tejón. La verdad que llevaba tiempo buscándolos. Me llaman la atención. Por fin pude comprobar en la vega del Arroyo Gudillos, que los tejones existen en El Espinar. Tristemente, la forma de encontrarlo no fue la ideal: le pasó factura la carretera de Segovia.

Se que esta foto es muy desagradable. Pero, en estos casos nos acordamos de la fauna autóctona y en cómo les afectan nuestras infraestructuras. Igual que pasa por no respetar los cauces, las cañadas, los pasos de fauna,... Al final todo tiene un precio que tenemos que pagar.





Publicar un comentario