martes, 15 de abril de 2008

Expansividad.

Los que trabajamos en temas relacionados con las cimentaciones, tenemos prácticamente un enemigo principal: el agua. De hecho, en la facultad un profesor nos indicó que si no hubiera agua en el terreno (ó posibilidad de ella), no tendríamos trabajo apenas...
Hasta cierto punto, es así. Chema, un amigo geólogo de Madrid, pero afincado en Canarias desde hace unos cuantos años, me ha mandado un vídeo que muestra de primera mano el fenómeno de la expansividad. Si quieres verlo, pincha aquí.
Si no trabajas en este campo, ó no conoces el fenómeno, te lo explico en dos palabras: es una propiedad de TODAS las arcillas por la cual, cuando entran en contacto con agua la "absorben" dentro de su estructura hinchándose. Normalmente es un proceso muy lento, pero en el caso del vídeo de Chema, es bastante rápido y explicativo. Normalmente al secarse, pierden el agua absorbida y se contraen.
Hay algunas arcillas que hinchan con mucha fuerza levantando edificios, ó al contrario, se contraen de tal forma que "hunden" el edificio que cimentan. Pero esto ya es otro cantar.
Seguro que has visto antes estos fenómenos pero no te has dado cuenta: ¿que pasa normalmente cuando un charco se seca?: pues que salen unas grietas llamadas grietas de retracción ó "mud craks" en inglés (si, también las ves en las típicas imágenes de la sequía....). Pues bien, estás viendo un caso muy particular pero muy didáctico de lo que pasa cuando a una arcilla la añades agua: se expande. Y si se la quitas: se contrae.
Espectacular, no?
Publicar un comentario