lunes, 28 de mayo de 2007

GERARD JESSE (JERRY), un buen amigo, mejor persona.


El 17 de junio hace un año que quedamos Silvia y yo con nuestro amigo Carlos. Estábamos en la Vaguada comiendo, hablando, arreglando el mundo… Por la tarde me llamó al móvil nuestro amigo Borja. Me quedé helado con lo que me dijo, Jerry había sufrido un accidente buceando y había fallecido. Jerry, no podía ser. No sabía como reaccionar, que hacer. Y no podía estar allí. Me quedé helado, no sabría explicarte lo que en esos momentos sentía. Y yo en Segovia y ellos en Mallorca.

Jerry. Parece mentira como una persona con la que apenas compartiste unos pocos momentos, pudo calarte tanto. No es un cumplido, seguramente estés pensando que quiero quedar bien, que es lo que siempre se dice y esas cosas, pero según estoy escribiendo esto tengo lágrimas en los ojos. Solo con recordarle.

En año y medio de estancia en Mallorca hice una muy buena amistad con él. Normalmente dirás que los amigos de verdad se cuentan con los dedos de una mano y aun te sobran dedos. Pues Jerry necesitaría de muchas manos para poder contar los amigos que tenia.

Holandés de nacimiento, tenía a Burgos en el corazón. Me abrió la puerta de su casa de la mano de Beny y no me dejó salir de ella. De hecho siempre pienso que me traje algo de su casa. Y algo de esta familia siempre está dentro de mí.

Era una persona de las que ya no quedan. Con un par de narices, con 12 años ya se hizo su primer barco. No se le ponía nada por delante. Nuestra generación, generación de egoístas, no pasamos un pie por delante del otro si antes no veo donde pisa. ¿Tirarme a la piscina? Ó por el contrario, soy más listo que nadie y soy el numero uno y lo dejo bien claro que todos los sepan. Para que!. Jerry representaba todo lo contrario. Hizo todo lo que quería, hasta fundar una familia estupenda a la cual sigo queriendo aunque no se lo demuestre. Es un ejemplo para mucha gente: hay que vivir la vida y hacer todo lo que puedas en ella, pero lo que hizo Jerry era algo más. Ya ves, un día de repente pasa algo y luego que. Jerry lo hizo todo. No creo que dejará nada en el tintero.

Jerry era inventor. Tenía la cabeza llena de ideas que era capaz de plasmar y de ejecutar. El último invento que le conocí fue un aparato para realizar aforos de pozos de agua. Impresionante. Diseñaba instalaciones de depuración y potabilización de pozos. Y muchas otras cosas que en el poco tiempo que compartí con él no llegué a descubrir. El sótano de su casa (menuda casa) era un desastre. Pero lo que para ti era un desorden, para él no lo era. Estaba lleno de ideas y proyectos, algunos en proyecto y otros algo ya abandonados. Era un genio.

Jerry era bombero. Lanzo un proyecto de bomberos voluntarios en Capdepera. Me acuerdo con que orgullo me enseñaba la infraestructura que había montado para ello. Y con que pena, ya que la administración local no le hizo mucho caso. (Como nunca pasa nada...) Me acuerdo las historias que me contaba de los siniestros que investigaba (sino aportar detalles claro), pero consiguió que viera en el fuego algo mas que desastre: ¡también tiene orden y lógica!

Jerry era constructor. Menuda casa estaba haciendo en Cala Gat. Mezcla de casa árabe (por el clima sobretodo, no hacia nada por que si), cortijo andaluz y “posesió mallorquina”. Mejor dicho, era su estilo. Era su obra. Estuvo bastantes años diseñando y ejecutándolo con pundonor. Les eché una mano a él y a Beny en alguna ocasión, incluso dejamos nuestras huellas en el hormigón fresco en la entrada de la casa. La piscina es de lujo, hizo una ventana en la piscina que daba al sótano, así entraba luz, todo un genio. El entorno escogido: inmejorable. Un hombre de mar como él no podía vivir en otro sitio.

Jerry era buceador. Su gran pasión era la mar. Sólo coincidimos una vez buceando con botellas. Fue una experiencia inolvidable. Recuerdo todavía el mal rato que pasé al comienzo ya que Jerry y yo nos confundimos de chaleco y claro, se me daba la vuelta y las botellas acababan en mi barriga (que por entonces era mínima). De hecho fue una mañana de junio cuando un problema acabó con su vida y arrancó un trozo a todos los que coincidimos con él. Murió buceando en su casa, en Cala Gat, y como no podía ser de otra manera, con un amigo cerca Eso era fácil. No podía creer que una persona como él, con su temperamento y su experiencia, pudiera sufrir un accidente, pero así fue.

Aparte de todo esto, Jerry fue muchas otras cosas: padre, esposo, abuelo, amigo…. Y lo más importante, mejor persona. Alguien capaz de dejar la huella que él nos ha dejado, no es una persona corriente.

Jerry nos abandonó, pero no del todo. Todavía sigue en nuestros corazones. Todavía escucho su voz medio castellano medio una mezcla de holandés, alemán…. Recuerdo sus puros: “érase un hombre a un puro pegado…”. Recuerdo la ilusión y el brillo que se le ponía en los ojos cuando hablaba de sus proyectos. Jerry sigue en todas partes con nosotros. Una persona así, nunca desaparece. No es un cumplido, sigo con lagrimas en los ojos y un nudo en el estomago. Y solo fue un año y medio que coincidimos físicamente…. Imagino como estarán su mujer, sus hijos, sus nietos, sus amigos….

Al poco tiempo de fallecer, Beny hizo un cd en memoria de Jerry. A través de Borja y de Carlos me llegó. No he podido verlo completo hasta el otro día, casi un año después… Los pocos recuerdos del poco tiempo en que coincidimos, eran demasiado grandes como para seguir. El otro día me armé de fuerza y conseguí verlo completo. Beny, es impresionante, es el ejemplo gráfico de todo lo que trato de explicar que siento, pero hecho por su hijo. Sé que hubo temporadas mejores y peores entre vosotros, pero fíjate lo que es la vida: la cantidad de cosas que habéis compartido en los últimos años. Tú me entiendes. Muestra de ello es el cd que me has mandado. Un hijo normal no puede hacer esto; sólo lo puede hacer una persona que, aparte de perder un padre, pierde un muy buen amigo. Y eso era Jerry entre otras cosas, un muy buen amigo, mejor persona.
Publicar un comentario