lunes, 28 de mayo de 2007

No todo es de color de rosa….

Hasta ahora siempre he mostrado la parte bonita de mi pueblo, pero como en contabilidad hay caja A y caja B, en El Espinar pasa igual. Sé que en todos los pueblos y ciudades, incluso en donde tú vives y donde tú has nacido, pasa igual. De esta lacra medioambiental no nos libramos ninguno.

En El Espinar siempre se han vertido escombros, enseres y basura varia a lo largo de los caminos y de las cañadas. Ya que son de todos, yo aprovecho mi parte. Esa es la filosofía. Pero además, en el municipio de El Espinar hemos tenido una lacra llamada “malagestiondelvertedero”. Producto de esta mala gestión es el hecho de que hayan aumentado los vertidos. Estos que muestro se corresponden con la zona del cementerio, zona en la que ando bastante paseando con Simba, mi fiel compañero de paseos matutinos y nocturnos.

En la zona del antiguo cementerio de animales es donde se vierten los escombros y enseres por parte de la gente responsable. No obstante, siempre está el personaje que es mas listo que nadie y decide que “eso” hay que quemarlo. Pues bien, la feliz idea de esos iluminados provoca todos los años al menos un incendio en la zona.

Antes, en la entrada del cementerio había una zona hundida donde siempre se estancaba el agua, actuando la carretera del cristo como presa. Pues bien, volvemos a la filosofía de rellenar todos los “bujeros” que vea, y, por lo tanto, ahí van mis camiones. Consecuencia, ya no se encharca, por lo que ya no me comen los mosquitos cuando vaya paseando. Muerto el perro se acabó la rabia.

Otra zona de “interés” que sospecho tiene el beneplácito del Ayuntamiento de El Espinar, se trata de la zona del tanatorio. Imagino, imaginamos, que se trata de un relleno para posteriormente “fabricar” un aparcamiento. Desde el Ayto. creo que piensan que “de paso, todo el material que no puedo llevar al vertedero que gracias a mi buena gestión he conseguido que cierren, lo echo ahí. ¿Algún problema?”. Consecuencia: la foto. El futuro: no quiero ni pensar en un relleno tan poco controlado como puede evolucionar con los años… Pero bueno, se aseguran trabajo con su mantenimiento.

Con todo esto, muestro parte de la realidad de mi pueblo. Con las fotos que voy subiendo al Google Earth, os muestro la parte bonita, los paisajes que todos deberíamos conocer para valorarlos. Desde aquí, muestro la “caja B” del pueblo. En todas partes cuecen habas. Si no te lo crees, no mires a tu alrededor. Hay que verlo.
Publicar un comentario